PREGUNTAS FRECUENTES

El Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) se refiere a una constelación de satélites que proporcionan señales desde el espacio que transmiten datos de posicionamiento y temporización a los receptores GNSS. Los receptores luego usan estos datos para determinar la ubicación.


Por definición, GNSS proporciona cobertura global. Ejemplos de GNSS incluyen Galileo de Europa, GPS de EEUU, GLONASS de Rusia y BeiDou de China.

El rendimiento de GNSS se evalúa utilizando cuatro criterios:

  • Precisión: la diferencia entre la posición, velocidad o tiempo medido y real de un receptor;
  • Integridad: la capacidad de un sistema para proporcionar un umbral de confianza y, en caso de anomalía en los datos de posicionamiento, una alarma;
  • Continuidad: la capacidad de un sistema para funcionar sin interrupción;
  • Disponibilidad: el porcentaje de tiempo que una señal cumple con los criterios de precisión, integridad y continuidad anteriores.

Este rendimiento puede mejorarse mediante los sistemas regionales de aumento basado en satélites (SBAS), como el Servicio Europeo de Superposición de Navegación Geoestacionaria (EGNOS). EGNOS mejora la precisión y fiabilidad de la información del GPS al corregir los errores de medición de la señal y al proporcionar información sobre la integridad de sus señales.


Galileo, el Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) de Europa, proporciona información mejorada de posicionamiento y sincronización con importantes implicaciones positivas para muchos servicios y usuarios.

Por ejemplo:
– Galileo permite a los usuarios conocer su posición exacta con mayor precisión que la que ofrecen otros sistemas GNSS disponibles.
– Tanto los dispositivos de navegación en automóviles como los teléfonos móviles que cualquier usuario utiliza a diario se benefician de la mayor precisión que proporciona Galileo.
– Los servicios críticos de respuesta ante emergencias también observan mejoras gracias a Galileo.
– Los servicios de Galileo posibilitarán una mayor seguridad y eficiencia en carreteras y ferrocarriles.

Galileo como sistema global

Hasta ahora, los usuarios de servicios GNSS han tenido que depender de los sistemas GPS estadounidense o GLONASS ruso cuyo control no se encuentra bajo responsabilidad civil. Con Galileo, los usuarios disponen de una alternativa nueva y fiable que, a diferencia de estos otros programas, sí que responde a un control civil.

Galileo está diseñado para ser compatible con todos los sistemas GNSS existentes y planificados siendo además interoperable con GPS y GLONASS. En este sentido, Galileo está concebido para mejorar la cobertura actualmente disponible, proporcionando una experiencia más fluida y precisa para usuarios GNSS que empleen múltiples constelaciones a nivel global.

Mitigación de riesgos

El posicionamiento satelital se ha convertido en un servicio esencial que a menudo damos por sentado. Sólo piense qué pasaría si las señales GNSS se apagaran repentinamente. Camioneros y taxistas, tripulaciones de barcos y aviones y millones de personas en todo el mundo se perderían repentinamente.

Además, las actividades financieras y de comunicación, los servicios públicos, las operaciones de seguridad y humanitarias y los servicios de emergencia quedarían paralizados. En otras palabras, a medida que el uso de sistemas de navegación basados en satélites continúa expandiéndose, las implicaciones de un potencial fallo de la señal se vuelven aún mayores.

Con la incorporación de Galileo al resto de sistemas GNSS, no sólo minimizamos estos riesgos sino que también garantizamos un mejor rendimiento y precisión para el usuario final.

El sistema Galileo se compone de tres segmentos:

Segmento espacial: una constelación de satélites que transmiten señales de navegación que proporcionan acceso a los usuarios a los servicios de Galileo. La configuración de la constelación de línea de base se define como la constelación Walker 24/3/1. 24 satélites nominales de órbita terrestre media están dispuestos en 3 planos orbitales.

Segmento de tierra: incluye tanto el segmento de control de tierra (GCS) como el segmento de misión de tierra (GMS) y abarca las siguientes infraestructuras:
• Dos centros de control de Galileo (CCG)
• Una red mundial de estaciones de sensores Galileo (GSS).
• Una red mundial de estaciones de enlace ascendente de Galileo (ULS).
• Una red mundial de estaciones de telemetría, seguimiento y control (estaciones TTC).

Segmento de usuario: diferentes receptores y dispositivos GNSS, que reciben la señal en el espacio de Galileo (SiS).

Galileo es una iniciativa conjunta de la Comisión Europea, la Agencia Europea GNSS y la Agencia Espacial Europea.

El programa Galileo es propiedad de la Unión Europea (UE).

La Comisión Europea tiene la responsabilidad general del programa, gestionando y supervisando la implementación de todas las actividades en nombre de la UE.

El diseño, el despliegue, la evolución del sistema y el desarrollo técnico de la infraestructura de Galileo se confían a la Agencia Espacial Europea (ESA).

La Comisión ha delegado la gestión operativa del programa a la GSA, que supervisa cómo se utiliza la infraestructura de Galileo y garantiza que los servicios de Galileo se entreguen según lo previsto y sin interrupción.

Europa es la única región del mundo que desarrolla un Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) de base civil. El programa Galileo se destaca como la opción única del mundo para GNSS bajo control civil. Este es un diferenciador importante con respecto a otros sistemas GNSS como GPS o GLONASS, especialmente relevante cuando se considera que la dependencia mundial de GNSS aumenta continuamente.

Con la constelación de Galileo disponible, hay más satélites GNSS utilizables, lo que significa una sincronización de posicionamiento y sincronización más precisa y confiable que los usuarios finales pueden lograr globalmente. Esto es especialmente relevante en latitudes más altas donde Galileo ofrece una mejor cobertura que otros sistemas GNSS.

Además, Galileo ofrece otros servicios de valor añadido dedicados a mejorar el rendimiento a nivel de usuario.

Galileo permite:
• Precisión de posicionamiento hasta el nivel de decímetro.
• Posicionamiento robusto a través de la autenticación de los datos de navegación.
• Resistencia a la interferencia (interferencia y falsificación) y alta resistencia.
• Introducción de un enlace de retorno para las operaciones de búsqueda y rescate.

Galileo está diseñado para ser totalmente interoperable con el resto de las constelaciones GNSS.

Galileo es totalmente interoperable con el GPS, y su uso combinado traerá muchos beneficios para el usuario final. Los satélites Galileo ofrecerán más satélites utilizables, lo que significa una sincronización de posicionamiento y sincronización más precisa y confiable para los usuarios finales. La navegación en ciudades o en entornos complejos, donde las señales de satélite a menudo pueden ser bloqueadas por edificios, túneles o cortes, se beneficiará particularmente del mayor número de satélites a la vista.

La capacidad de sincronización precisa de Galileo también contribuirá a permitir una sincronización más robusta, confiable, eficiente y resistente para dominios críticos de los usuarios como transacciones bancarias y financieras, telecomunicaciones y redes de distribución de energía.

Los Servicios de Galileo son gratuitos y una vez que el sistema esté completamente operativo en 2020, el Servicio Abierto y el Servicio de Búsqueda y Rescate continuarán proporcionándose de forma gratuita. El futuro Servicio de alta precisión (HAS) también se ofrecerá de forma gratuita.

Para verificar si un teléfono inteligente recibe señales de satélite de Galileo, hay varias aplicaciones disponibles en su tienda de aplicaciones, como la aplicación GPSTest (solo disponible para Android). La aplicación tarda un tiempo en localizar los satélites. Para asegurarse de que el dispositivo rastrea los satélites Galileo, es necesario estar en un espacio abierto y sin wifi o conexión de datos habilitada, para evitar obtener almanaques de Internet. Además, se puede encontrar información de ayuda útil para probar el dispositivo en el siguiente documento.

Para consultar dispositivos y aplicaciones compatibles con Galileo, pinche aquí.

Una vez que la constelación de Galileo alcance la capacidad operativa completa, constará de 30 satélites. La constelación contendrá 24 satélites operativos y seis repuestos. Desde la mayoría de las ubicaciones, siempre estarán visibles de seis a ocho satélites, lo que permite determinar las posiciones y el tiempo con mucha precisión en unos pocos centímetros. La interoperabilidad con otros GNSS aumenta la confiabilidad de los servicios de Galileo.

Los próximos lanzamientos están planeados desde finales de 2020 en adelante. En una primera fase, esto reforzará la constelación con el despliegue de satélites de reserva. Después de esto, los lanzamientos posteriores se utilizarán para fines de reabastecimiento de constelaciones.

El Servicio Europeo de Superposición de Navegación Geoestacionaria (EGNOS) es el sistema regional de aumento basado en satélites de Europa que se utiliza para mejorar el rendimiento de los sistemas mundiales de navegación por satélite (GNSS), como GPS y Galileo.


Se ha implementado para proporcionar servicios de seguridad de navegación a usuarios de la aviación, marítimos y terrestres en la mayor parte de Europa.

EGNOS utiliza mediciones GNSS tomadas por estaciones de referencia ubicadas con precisión desplegadas en toda Europa. Todos los errores GNSS medidos se transfieren a un centro de cómputo central, donde se calculan las correcciones diferenciales y los mensajes de integridad. Estos cálculos luego se transmiten sobre el área cubierta utilizando satélites geoestacionarios que sirven como un aumento, o superposición, al mensaje GNSS original.

Como resultado, EGNOS mejora la precisión y fiabilidad de la información de posicionamiento GNSS, al tiempo que proporciona un mensaje de integridad crucial con respecto a la continuidad y disponibilidad de una señal. Además, EGNOS también transmite una señal de tiempo universal extremadamente precisa.


Beneficia numerosos segmentos del mercado


EGNOS es esencial para aplicaciones donde la precisión y la integridad son críticas. Por ejemplo, en el sector de la aviación, el GNSS por sí solo no cumple los estrictos requisitos operativos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para su uso en etapas críticas de vuelo como aproximaciones finales. Sin embargo, con la incorporación de EGNOS, que ha sido certificado para la aviación civil desde 2011, los sistemas como el GPS pueden satisfacer los estándares de la OACI.

Más allá del sector de la aviación, EGNOS mejora y amplía el alcance de aplicaciones GNSS como la agricultura de precisión, la gestión de vehículos en carretera y la navegación de barcos a través de canales estrechos, por nombrar algunos.

Hoy, EGNOS está beneficiando a numerosos segmentos del mercado, incluyendo aviación, carretera, ferrocarril, marítimo, topografía / cartografía, servicios basados ​​en la ubicación y agricultura.

Para obtener más información sobre EGNOS y su papel en estos sectores, visite las páginas de segmentos de EGNOS.


El Servicio Abierto de Galileo (Galileo OS) es un servicio gratuito de mercado masivo para posicionamiento, navegación y sincronización que puede ser utilizado por los conjuntos de chips habilitados por Galileo en teléfonos inteligentes o sistemas de navegación para automóviles, por ejemplo.

El Servicio Público Regulado (Galileo PRS) es para usuarios autorizados por el gobierno, como protección civil, bomberos, oficiales de aduanas y la policía. Es particularmente robusto y totalmente encriptado para proporcionar continuidad de servicio en emergencias nacionales o situaciones de crisis, como los ataques terroristas. Haga clic aquí para más información

El Servicio de Búsqueda y Salvamento de Galileo (SAR) es la contribución de Europa a un sistema internacional de localización de balizas de emergencia llamado «Cospas-Sarsat». Galileo es la primera constelación de satélites en ofrecer capacidad SAR global y reduce significativamente el tiempo necesario para localizar con precisión una baliza de emergencia. Galileo SAR también contiene un enlace de retorno único que permite a los usuarios saber que se ha recibido su señal de socorro y que la ayuda está en camino.

El servicio de alta precisión (HAS) de Galileo complementará el servicio abierto al proporcionar una señal de navegación encriptada adicional en una banda de frecuencia diferente. El HAS permitirá a los usuarios obtener un error de posicionamiento por debajo de dos decímetros. Se basará en la transmisión gratuita de las correcciones de Posicionamiento preciso de puntos (PPP) a través de la señal Galileo E6.

El GSC ha sido concebido como el centro oficial de Servicios de Galileo, definido desde su origen como la interfaz única entre la comunidad de usuarios de Galileo y el proveedor de Servicios de Galileo, la Agencia Europea de Navegación por Satélite (GSA).

El GSC es un centro de experiencia, intercambio de conocimientos, evaluación personalizada del desempeño, difusión de información y apoyo a la provisión de servicios de valor agregado habilitados por Galileo.

La Notificación de Aviso a los Usuarios de Galileo (NAGU) tiene como objetivo informar a la comunidad de usuarios sobre el estado de la constelación de Galileo y, en particular, la ocurrencia y recuperación de interrupciones de la señal en el espacio (SiS). Las indicaciones de alerta y advertencia de SiS recibidas en tiempo real por los receptores del usuario siempre tienen prioridad sobre la información NAGU recibida fuera de línea por un usuario final.

Las NAGU se publican en el portal web de GSC y se envían notificaciones automáticas a los usuarios registrados de GSC una vez que se ha lanzado una nueva NAGU. Las NAGU se emiten tanto para eventos planificados como no planificados, y para avisos generales sobre el sistema Galileo, así como, por ejemplo, para notificar a los usuarios sobre el lanzamiento de nuevos satélites.

Para obtener más información sobre las NAGU, su formato y plantillas, visite la sección del sitio de GSC Información sobre NAGU.

Los metadatos del satélite Galileo son información sobre las propiedades del satélite que deben conocerse para implementar correctamente algoritmos de procesamiento avanzados para la determinación precisa de la órbita o el posicionamiento preciso del punto (PPP). Esto incluye características físicas (como masa, área o reflectividad), la ley de actitud y los parámetros de la antena.

Newsletter

Centro de Información Galileo – Chile:

contacto@galileoic.cl

+56 22 321 0550

Román Diaz 532, Providencia, Santiago (Región metropolitana) Chile

Centro de Servicio GNSS Europeo (GSC):

helpdesk@gsc-europa.eu

Proyecto financiado por la Comisión Europea, Grant Agreement SI2.809404. Dirección General de la Industria de la Defensa y el Espacio – DG DEFIS, Comisión Europea